Síndrome del comedor nocturno
Además de la anorexia y la bulimia existe otro trastorno alimenticio que, aunque no es muy conocido, según se van conociendo más datos se constata que el número de personas que lo sufren es cada vez mayor. Es lo que se conoce como el Síndrome del Comedor Nocturno, también conocido como Síndrome del Atracón Nocturno, que según los datos que se poseen en la actualidad afecta a 1 y un 3 % de la población, proporción que crece hasta una horquilla entre un 8 y un 27 % cuando nos referimos a personas obesas.

Este trastorno se caracteriza porque la persona se levanta prácticamente inapetente y durante el día apenas sienten necesidad de comer. Sin embargo, por la noche, quienes lo sufren sienten un impulso descontrolado por la comida, lo que los lleva a darse grandes atracones en los que pueden concretar hasta el 25% de las calorías que ingieren a lo largo del día, ya que durante estos atracones se suelen consumir alimentos muy calóricos como dulces, hidratos, etc.

Debido al aumento de calorías y a que la ingesta se realiza principalmente por la noche, cuando el cuerpo gasta menos energía, quienes lo sufren suelen aumentar de peso e incluso llegar a la obesidad.

Por otra parte, esta patología suele asociarse con un insomnio provocado por el esfuerzo que realiza el estómago por digerir toda una gran cantidad de comida por la noche. De ese modo se entra en un círculo vicioso del que es muy difícil salir porque el hecho de no poder dormir les crea una gran ansiedad que sólo pueden mitigar comiendo, lo que a su vez genera más insomnio, lo que termina generando en quien lo sufre un cuadro de depresión y ansiedad.