Síntomas de la resaca
Después de una larga noche de copas, has llegado a casa y has empezado a notar una serie de síntomas que te ha resultado muy desagradables. Seguro que uno de los primeros síntomas ha sido el “movimiento” de la habitación. Posteriormente, podrás hasta vomitar. Finalmente decides irte a la cama y olvidarte de todo lo ocurrido pero, por la mañana, has querido morirte. Después de una buena borrachera, todo el mundo sufre la denominada resaca. Esta tiene unos síntomas muy característicos difíciles de olvidar:

Sed
– Dolores musculares
– Enrojecimiento en los ojos
– Fatiga
– Quemazón de ojos
– Aumento de la sensibilidad a la luz y el sonido
– Dolor de cabeza
Sudoración
– Aumento de los latidos del corazón
– Temblores
– Mareos
– Irritabilidad
Ansiedad
– Trastornos del estado de ánimo
– Náuseas
– Vómitos
– Dolor de estómago
– Disminución del sueño
Vértigo
– Disminución de la capacidad de atención
– Disminución REM (movimientos oculares rápidos)
– Debilidad
– Pérdida del apetito
– Diarrea
– Aumento de la temperatura corporal
Deshidratación
– Indigestión

Tener una resaca no es nada agradable. En el futuro, seguro que tienes un poco más de cuidado con los excesos. ¿Qué puedes hacer para disminuir la gravedad de los síntomas que te contábamos anteriormete? Toma nota:

Duerme todo lo que puedas
– Bebe mucha agua, ya que se convertirá en tu mejor amiga. El alcohol deshidrata.
– Toma algún suplemento de vitamina C. Reduce el contenido de alcohol en el cuerpo.
– La ingesta (si no tienes mal cuerpo) de algunos almendras crudas es muy recomendable.
– Dúchate con agua caliente y luego fría para regular la temperatura corporal.