Sustituir el pan
A casi todo el mundo le encanta el pan. Es por eso que muchos restaurantes deciden acompañar sus platos con varios panecillos. El pan es un alimento que puede acompañar cualquier comida o aperitivo. Pero, normalmente, cuando decides ponerte a dieta, es uno de los primeros alimentos que te restiras ¿verdad? Busca sustitutos para el pan blanco tradicional o rebaja la ingesta. Aquí tienes algunas ideas que te pueden ayudar:

– Varía tu desayuno. Lo que puedes hacer es sustituir el pan por algunos cereales.

– Menores cantidades. En lugar de hacerte un gran bocadillo, lo que puedes hacer es hacerte algún sándwich y partirlo en un par de trozos. Recuerda quitar los bordes.

– Experimenta con el pan de la cena. Utiliza una receta de masa de pan baja en calorías para hacer unos rollitos de ajo y espinacas. Reducirás la ingesta de pan y los ingredientes son muy saludables.

– Para los pequeños de la casa prepara ricos y crujientes bocadillos de pan recién horneado como sustituto de las patatas fritas y las golosinas. Aunque pienses que para mantener una dieta saludable lo mejor es quitar el pan, muchas veces es mejor utilizarlo como sustituto de otros alimentos nada recomendables.

– Recuerda: el pan no es malo. En la moderación está la satisfacción de la mayoría de las comidas. De todas formas, verás cómo pueden mantener tus ricas y saludables meriendas cambiando ese pequeño bocadillo por una buena pieza de fruta. Para mucha gente, es difícil vivir sin pan. Debes encontrar un punto medio perfecto.