Los riesgos de los masajes en la calle
¿Te han realizado algún masaje en la calle? Lo cierto es que cada vez es más habitual que nos ofrezcan masajes relajantes, estéticos y aparentemente inofensivos en plena calle o por ejemplo, en la playa en verano. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se corren varios riesgos, incluso si se trata de un familiar, un amigo o la propia pareja quien realiza el masaje, ya que pueden dañar la espalda si realizan demasiada presión en determinados puntos sin conocimiento.

Hace ya bastante tiempo que el Consejo de Colegios de Fisioterapeuta desaconseja los masajes en la calle debido a la falta de higiene, de conocimientos profesionales de quien lo realiza y por las infraestructuras inexistentes en el lugar.

Los riesgos de los masajes en la calle

Reflexología podal
La reflexología es una terapia zonal que acostumbra a realizarse en pies, manos, nariz u orejas para estimular diferentes zonas del cuerpo a través de la presión o el masaje en determinados puntos de cada uno de ellos.

Una de las más habituales es la reflexología podal, y es que se dice que trabajar los pies mediante esta terapia natural es una de las mejores formas de beneficiar la salud general y más concretamente cada una de las partes del cuerpo humano.

Reflexología podal

Masajes faciales contra el dolor de cabeza
A pesar de que el Gelocatil, la Aspirina o el Ibuprofeno suelen ser nuestros primeros recursos para superar de forma fácil y rápida el dolor de cabeza, esto no siempre es suficiente para calmar ese molesto malestar que nos llega a torcer días enteros.

¿Te gustaría probar con algunas técnicas naturales? Entonces memoriza algunos de los siguientes masajes y aplícalos la próxima vez que te suceda… ¡Quizá no necesites más para calmarlos!

Masajes faciales contra el dolor de cabeza

Técnicas de masaje afrodisíacas
Si deseas hacerle un regalo sensual a tu pareja, no hay nada mejor que aprender las técnicas de masaje que te sugerimos a continuación, ya que le permitirán incrementar la sensibilidad y el deseo. Anímate a probar y disfruta nuevos placeres con un masaje afrodisíaco que nunca olvidará. Antes de empezar te recomendamos tener música agradable, una fuente de calor (almohadilla térmica o bolsa de agua caliente), esencia de sándalo o rosa (para la mujer) o pachulí (para el hombre) y aceite vegetal tibio.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Primero coloca una gotita de la esencia que elegiste en la palma de tu mano.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Calienta ambas manos en alguna fuente de calor y reparte la esencia por toda la palma.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Al iniciar el contacto para hacer el masaje en la espalda, apoya sutilmente con un poco roce tus manos calientes sobre las orejas de tu pareja.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Es importante que las manos se mantengan calientes en todo momento, durante el masaje recorre el tronco suavemente de la garganta a la pelvis: termina con un contacto en la parte interior de los muslos.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Dedícate especialmente sobre la espalda, detente con tus manos calientes sobre el sacro y la cintura, masajea esa parte del cuerpo. Es importante que se relaje, que cierre los ojos y se deje llevar.

Técnicas de masaje afrodisíacas
Tira un hilo muy fino de aceite aromatizado tibio que recorra libremente el cuerpo de tu pareja y procede con el masaje corporal, lento y profundo. No te detengas durante mucho rato en cada lugar cuando apoyes las manos (bastan unos cinco segundos) y haz que la alternancia sea rítmica, acompañando la música.

Masaje nórdico para la piel
Si te quieres dar un capricho, hazte un buen masaje nórdico. Perfecto para limpiar tu piel en profundidad, puedes hacerlo en seco y con un cepillo antes de darte una ducha. Es ideal para renovar y nutrir tus poros, así como para activar la circulación de la sangre. Te recomendamos que lo combines con los beneficios de la aromaterapia.

Masaje nórdico para la piel
Moja las cerdas de tu cepillo con unas gotas de aceite esencial de geranio u otro que te guste.

Masaje nórdico para la piel
Siéntate cómodamente en un lugar del baño y empieza a cepillar tus pies con movimientos circulares, desde la parte inferior hacia las piernas, subiendo poco a poco. No fricciones si tienes heridas o inflamación.

Masaje nórdico para la piel
Cuando llegues a la zona de los muslos, caderas, glúteos y abdomen, intensifica el cepillado para reducir la posible acumulación adiposidad o celulitis.

Masaje nórdico para la piel
Sigue con el cepillado por los brazos, el torso y la espalda, no lo pases por los senos ya que son mucho más sensibles. Puede que notes un enrojecimiento momentáneo de la piel, no te preocupes, significa que la sangre fluye por la piel tonificándola.

Masaje nórdico para la piel
Cuando termines el cepillado, prepárate un baño de inmersión con agua bien caliente, para generar vapor e intensificar así el efecto del masaje y del aroma. Para finalizar el baño de vapor, abre el grifo de agua fría para conseguir mantener tibiar la temperatura. Tómate diez minutos para relajarte, no pensar en nada y disfrutar de un baño de inmersión reconfortante.

Masajes relajantes en la bañera
Para aliviar tensiones y contracturas, no hay nada mejor que el agua caliente en un baño de inmersión y aplicar unos masajes relajantes que te descontracturen.

Masajes relajantes en la bañera
Llena la bañadera con agua calentita y añade un puñado de sal marina. Antes coloca clavo de olor en el fondo para que libere su aroma. También puedes utilizar aceite esencial.

Masajes relajantes en la bañera
Sumérgete en el interior de la bañadera hasta que todo tu cuerpo menos la cabeza dentro del agua. Mueve tu cuello suavemente, coloca tus manos detrás de la nuca e intenta llevar bajar la cabeza tanto como puedas.

Masajes relajantes en la bañera
En la misma posición de estiramiento, lleva las rodillas al pecho. Intenta mantener sumergida la zona de tu cuerpo que estés masajeando.

Masajes relajantes en la bañera
Dentro de la bañadera con las piernas recogidas y un poco separadas , inclínate hacia delante, llevando la cabeza a las rodillas.

Masajes relajantes en la bañera
Realiza presión en los brazos con tus dedos desde la muñeca hasta los hombros, como si fueran pinzas. Presiona con ambas manos en tu pecho y respira profundamente. También es bueno presionar los pies para activar la circulación.

Masajes relajantes en la bañera
Finalmente, masajea tu cuero cabelludo con presiones circulares de todos tus dedos. Cierra los ojos, respira profundamente, inhala la fragancia de los aceites esenciales y no pienses en nada. Concéntrate en los sonidos de tu cuerpo para calmar los pensamientos.

El masaje tántrico
Las personas que vagamente han oído hablar del masaje tántrico, a menudo, lo equiparan con un masaje sexual. El masaje tántrico puede ser muy sensual y despierta la energía sexual del cuerpo, pero la satisfacción sexual no es su principal objetivo. Los principales objetivos de este tipo de masaje son:

- Despertar el Kundalini. Es una poderosa energía que duerme en la base de la columna vertebral. Cuando se despierta el Kundalini, esta sube hacia arriba por la columna vertebral y acelera la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo.

- Activar los chakras del cuerpo. Chakra significa literalmente rueda o disco en sánscrito y es un centro de energía situado en el cuerpo y más concretamente en la columna vertebral. Se dice que hay siete chakras principales a lo largo de la columna, que van desde la base hasta la cabeza.

- Facilitar la curación del cuerpo en el sentido físico, emocional y espiritual. Debido a que el masaje tántrico activa los chakras del cuerpo, este aumenta la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo. Pero no sólo nos referimos al dolor físico, podemos hablar incluso de las heridas emocionales que la persona sufre.

El acto de dar y recibir un masaje tántrico es un acto muy íntimo, ya que puede dejar al receptor en un estado muy vulnerable. Debido a la confianza que el masaje tántrico requiere, es muy importante que la persona que da el masaje sea alguien en quien confía el receptor y se siente absolutamente cómodo. Esta es la razón por la que este masaje se hace a menudo entre los amantes para mejorar la experiencia sexual.

Preparación de cara a un masaje
Los masajes vienen muy bien en cualquier época del año. Son ideales para reducir el estrés y la fatiga que se va acumulando con el trabajo y son gratificantes tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Sin embargo, conviene tener en cuenta una serie de consejos antes de recibir un masaje. Hay que contar con una predisposición que nos ayudará a sacarle el máximo beneficio posible a ese momento tan relajante:

- Hay que estar muy relajado antes del masaje.

- No tenemos que acudir si tenemos problemas en la piel como bien puede ser el producido por una alergia. Los productos utilizados para el masaje nos podrían dañar la piel.

- Los masajes se deben dar de forma suave para ir aumentando la presión progresivamente y sin llegar a excederse. Hay que comunicar al masajista cualquier molestia crónica para que tenga especial prudencia con esa parte del cuerpo dañada.

- Tenemos que estar seguros y convencidos de que queremos que nos hagan un masaje. No es bueno ir pensando que estás ahí obligado, pues no obtendrás los mismos beneficios.

- Hay partes especialmente importantes para un masaje. El cuello es una de ellas, pues es una de las más sobrecargadas y puede ser el causante de los dolores de cabeza.