Terapias alternativas para dejar de fumar
Parches, chicles de nicotina, caramelos, falsos cigarros… multitud de personas lo han probado todo para dejar de fumar pero no lo han conseguido. Una de las claves para poder dejar de fumar es encontrar el momento adecuado y otra encontrar la terapia que sea mejor para nosotros. Quizá la respuesta se halle en las terapias alternativas.

– Hipnosis: Es un tratamiento que se está poniendo muy de moda entre las personas que quieren dejar de fumar. Cada sesión dura entre una y dos horas y se basa sobre todo en la relajación, al tiempo que, se repiten palabras que evocan ideas o sensaciones cuyo objetivo es que el paciente sienta rechazo ante el hábito de fumar, con lo que nos ayudan a disminuir la ansiedad provocada por la falta de nicotina. Lo mejor es combinarla con las terapias tradicionales, ya que la hipnosis nos ayudaría a dejar el cigarrillo y los parches o chicles de nicotina a mantenernos sin fumar el tiempo suficiente para que desaparezca el síndrome de abstinencia.

– Medicina tradicional china: En este apartado encontraremos técnicas como la auriculoterapia, que se basa en la estimulación de determinados puntos de acupuntura en las orejas. Esta terapia está dirigida a eliminar los síntomas de abstinencia de la nicotina. Para este fin también podemos contar con la acupuntura, basada en los mismos principios de la auriculoterapia, con la particularidad de que los puntos que se estimulan están repartidos por todo el cuerpo.

– Meditación: Por sí misma no sirve para dejar de fumar, pero sí nos ayuda a paliar la ansiedad provocada por la falta de nicotina, así como otros síntomas que acompañan al síndrome de abstinencia, y de ese modo será más fácil dejar de fumar.

En cualquier caso, deberemos ponernos siempre en manos de profesionales serios y de probada eficacia, ya que se dan casos de falsos profesionales que sólo buscan lucrarse.