Test para medir la forma física
Muchas veces, cuando vamos a iniciar una actividad física, dudamos de nuestro estado de forma. No sabemos si estamos bien o mal físicamente, si tenemos que trabajar con más o menos intensidad, algo que es fundamental saber antes de cualquier tipo de entrenamiento. Para solucionar ese problema lo mejor es hacer un sencillo test que nos servirá para saber en qué estado de forma nos encontramos.

Lo primero que hay que hacer es evaluar el estado de nuestro corazón. Esto lo podremos hacer midiendo las pulsaciones por minuto en reposo. Una vez hayamos calculado eso, tomaremos de nuevo las pulsaciones pero después de haber subido escalones a pata coja durante un minuto y medio. Luego, sin descansar, volveremos a subir los escalones pero con las dos piernas. Inmediatamente nos tomaremos las pulsaciones.

Si pesamos menos de 60 kilos tendremos que ser capaces de subir unos 30 escalones por minuto. Si pesamos entre 60 y 80 kilos esa cifra bajará hasta los 25 y si pesamos más de 80 kilos tendremos que llegar hasta los 20 escalones por minuto.

No sólo será importante ver si podemos subir esos escalones en el tiempo estipulado, igual o más de importante será ver qué pulsaciones tenemos después. Una persona en edad media normal suele estar entre las 65 y las 70 pulsaciones en reposo. Después de la actividad física se disparan. Sin embargo, con el paso del tiempo y con el ejercicio acumulado durante meses, veremos como podemos realizar la misma actividad con menor esfuerzo, lo que nos permitirá saber que estamos en forma, o por lo menos mejor que antes.