Tipos de creatina
La creatina es uno de los complementos más utilizados por los deportistas. Su uso ayuda a recuperar el tono muscular tras una dura sesión de entrenamiento en la que el cuerpo ha sido sometido a grandes esfuerzos. Existen muchos tipos de creatina y conviene saber qué producto nos conviene más para conseguir los efectos deseados. Por ello, presta atención a lo que te vamos a contar a continuación:

Creatina de primera generación

Es la más general de todas. Es un monohidrato de creatina que no contiene ni aditivos ni ningún tipo de sustancias para potenciar sus efectos. Es la más pura y fiable de todas, la más indicada para todo aquel que no se la quiera jugar.

Creatina de segunda generación

Se crea a partir del mismo monohidrato de creatina pero se le añaden hidratos de carbono que buscan aumentar nuestra potencia muscular. El cuerpo lo asimila antes porque los hidratos hacen que el cuerpo libere insulina. También puede contener taurina o aminoácidos destinados a aumentar el volumen muscular.

Creatina de tercera generación

El monohidrato de creatina se mezcla con sustancias muy diferentes como son la l-glutamina, la vitamina B o el ácido lipoico. Esta mezcla consigue que la asimilación por parte del cuerpo sea mucho más efectiva y rápida.

Tipos de creatina
Actualmente hay muchas opiniones contradictorias sobre qué creatina es mejor. Lo cierto es que hay que tener cuidado con su utilización para no exceder los límites de nuestro cuerpo. En cuanto a la forma de tomar creatina, hay muchos tipos de vías. La más famosa de todas es en polvo, aunque también la hay en cápsulas o pastillas, efervescente o líquida. Estas dos últimas se asimilan más rápido.