Tipos de Hepatitis
La hepatitis es una enfermedad que produce la inflamación del hígado. No es causada por un solo virus, sino que se han identificado hasta cinco agentes virales, lo que hace que haya cinco tipos distintos de hepatitis, dependiendo del virus que le dé lugar. Las más comunes son la hepatitis A, B, C y la hepatitis D y E son las menos frecuentes.

- Hepatitis A: Es la forma más benigna de la enfermedad, tanto que incluso sin tratamiento cura por sí misma y no deja secuelas en el hígado. Su contagio se produce al manipular y preparar los alimentos que hayan sido manejados por una persona que tenga la enfermedad o en lugares en los que haya poca higiene. Se previene con la vacuna contra la hepatitis A.

- Hepatitis B: Es una enfermedad crónica que progresa lentamente. Se contagia por mantener relaciones sexuales con una persona infectada, por inyecciones intravenosas infectadas o por transmisión de la madre al hijo durante el parto. Suele dejar secuelas y puede degenerar en cirrosis o cáncer de hígado. Existe vacuna contra ella.

- Hepatitis C: Se transmite a través de la sangre de una persona infectada, por lo que suele contraerse en transfusiones de sangre o al realizarse un tatuaje si no se observan las medidas higiénicas necesarias. También puede degenerar en cirrosis. Aún no existe vacuna contra la hepatitis C
´
- Hepatitis D: Se da sólo en personas que hayan contraído la hepatitis B, ya que el virus de la hepatitis D necesita al virus B para multiplicarse. Es la más peligrosa de todas las hepatitis, aunque se puede prevenir vacunándose de la hepatitis B.

- Hepatitis E: Se contagia igual que la A y provoca una hepatitis aguada que a veces puede degenerar en insuficiencia hepática.