Tipos de herpes
Todos hemos oído hablar de los herpes e incluso muchos de nosotros también los hemos sufrido en nuestras propias carnes, y nunca mejor dicho.

Sin embargo, existe una gran falta de información acerca de los tipos de herpes con los que podemos encontrarnos, sus características o las mejores soluciones para cada uno de ellos. A continuación te dejamos los detalles.

Estas lesiones cutáneas pueden presentarse con distintas apariencias, niveles de gravedad y también en distintas tipologías clasificadas de este modo:

- Herpes cutáneo y genital: Se trata de una enfermedad infecciosa de tipo vírico que aparece sobre la piel como un conjunto de vesículas rojizas irritadas, que acostumbran a aparecer en zonas como rostro, labios, boca o parte superior del cuerpo en el tipo de virus I y a los genitales y partes bajas en el caso del tipo II.

- Herpes zóster: Se parece al anterior pero en realidad no tiene nada que ver, pues el virus zóster no es otra cosa que lo que conocemos como ‘varicela’, culebrilla o culebrina. El virus VHH-3 se manifiesta a través de algunos síntomas como por ejemplo las cefaleas, fotosensibilidad, fiebre y el malestar general que pueden durar uno o varios días, momento en el que aparecen los picores, hormigueos y el dolor en la zona afectada donde aparecerá la erupción cutánea (esos ‘granitos’ tan molestos y desagradables que salen por todo el cuerpo).

- Roseola infantum: El VHH-6 está muy vinculado a la infancia (especialmente en niños entre seis meses y dos años), pues son pocos los adultos los que la padecen. Los síntomas y manifestaciones de esta enfermedad se limitan a las fiebres durante los primeros dos días y una erupción cutánea rojiza en los días posteriores, que acostumbra a aparecer en el tronco extendiéndose después hacia las piernas y el cuello.

Otros virus relacionados con los herpes son el de Epstein-Barr (VHH-4), el citomegalovirus (VHH-5) o el virus del sarcoma de Kaposi (VHH-8), entre otros.