Tipos de incontinencia urinaria
La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. No es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de diferentes enfermedades que se pueden padecer. Las únicas dos funciones de la vejiga son las de almacenar la orina y expulsarla de forma coordinada. La vejiga tiene que tener una capacidad adecuada para poder almacenar dicha orina. La tonificación del cuello vesical y del esfínter (válvula) es la encargada de evitar las fugas de la vejiga. Durante la micción la vejiga contrae el músculo, mientras que el esfínter se relaja de una forma coordinada. Los principales tipos de incontinencia urinaria son:

– Incontinencia urinaria de esfuerzo
Pérdida de orina asociada con episodios de aumento de la presión intra abdominal como el que se produce al toser o estornudar. Está causada por la pérdida de musculatura en cuello vesical y del esfínter uretral.

– Incontinencia de urgencia
Pérdida de orina asociada con un gran deseo de orinar que no puede ser suprimido. La vejiga es incapaz de almacenar una cantidad adecuada porque es demasiado pequeño o inestable.

– Incontinencia por rebosamiento
Se produce una retención crónica. La vejiga está permanentemente llena. Los riñones continúan produciendo orina y el exceso se derrama fuera de la uretra. Se caracteriza por la dificultad para orinar.

– Incontinencia total
Este tipo de incontinencia se caracteriza por la pérdida continua de orina. Suele producirse mucho en las mujeres debido a la aparición de una fístula vesico-vaginal, que produce una comunicación anormal entre la vejiga y la vagina.