Tipos de presión arterial
La presión arterial alta (hipertensión) se diagnostica cuando la sangre de un paciente está presionando fuertemente contra las paredes de las arterias. La hipertensión arterial es una condición peligrosa que está directamente vinculada con los ataques al corazón, la insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares, enfermedades renales y otros trastornos. En general, la hipertensión se clasifica de acuerdo a su causa.

La presión arterial alta que no tiene ninguna causa conocida se llama primaria o esencial. Entre el 90 y el 95% de los casos de presión arterial alta son primarios. La presión arterial elevada que es causada por otra enfermedad o condición, se conoce como hipertensión secundaria. Por ejemplo, la hipertensión renovascular es causada por una enfermedad renal.

La hipertensión de bata blanca es la presión arterial alta que sólo se produce cuando se acude al médico. Esta se produce, normalmente, en respuesta al estrés asociado con el sitio (ambulatorios, hospitales, etc.) o con pruebas (análisis de sangre, radiografías, etc.). La presión arterial alta se mide de acuerdo con el ciclo del corazón. El pico de presión, tomada durante la fase de contracción del corazón, se conoce como presión sistólica. La presión más baja, tomadas durante la fase de relajación de la acción de bombeo del corazón, se llama presión diastólica.

Tipos de presión arterial
La presión arterial se define como la presión sistólica sobre la presión diastólica. Cada una de estas mediciones es útil para determinar qué tipo de presión arterial puede tener el paciente. De esta manera será mucho más fácil tratar el tipo de presión que tenga.