Tipos de esclerosis múltiple
La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica y progresiva que va minando poco a poco a la persona que la padece hasta limitarle totalmente en sus facultades básicas. Se trata de una enfermedad que padece un tanto por ciento importante de la sociedad actual. Por desgracia a día de hoy es una enfermedad que no se puede curar y que afecta a todo el sistema nervioso y neurológico. La esclerosis múltiple se manifiesta en forma de brotes, aunque los mismos pueden ser de diferente forma e intensidad a la persona que los sufre.

Si quieres saber más de esta enfermedad, no te preocupes porque acto seguido te hablaré de los tipos y clases de esclerosis múltiple que existen y las características más claras de cada una de ellas.

Esclerosis múltiple remitente-recurrente

Se trata del tipo de esclerosis más común que se da entre toda la población y en la misma, la persona en cuestión sufre una serie de brotes totalmente inesperados que con el paso del tiempo terminan desapareciendo. La recuperación puede llegar a ser parcial o completa.

Esclerosis múltiple progresiva primaria

Es un tipo de esclerosis muy poco frecuente y son pocas las personas que la sufren. En ella, el paciente va empeorado poco a poco sin que se puedan identificar ni concretar los brotes en cuestión. A diferencia de lo que ocurre con la remitente-recurrente, no hay momentos para la recuperación aunque la enfermedad puede llegar a estacionarse sin agravarse en exceso.

Tipos de esclerosis múltiple

Esclerosis múltiple progresiva secundaria

En este tercer tipo de esclerosis múltiple, la persona en cuestión sufre una serie de brotes totalmente impredecibles como ocurre con la remitente-recurrente. A diferencia del primer tipo de esclerosis y a pesar de cesar los citados brotes, el paciente puede seguir empeorando de una manera progresiva y preocupante.

Esclerosis múltiple progresiva recidivante o recurrente

Se trata de otra clase de esclerosis que es poco común y que pocas personas padecen. En ella, la persona en cuestión va empeorando poco a poco de una manera progresiva con una serie de brotes que son totalmente reconocibles y localizados.

Esclerosis múltiple benigna

El último tipo de esclerosis múltiple que se conoce es la benigna. Recibe este nombre debido a que a pesar de la presencia de brotes concretos, el enfermo se puede llegar a recuperar de una forma totalmente completa sin dejar apenas rastro de la propia enfermedad. El problema que sufre en todo el sistema nervioso es muy pequeño y apenas le ocasiona problemas.

Estos son los tipos de esclerosis múltiple que existen en la actualidad y que afectan a una parte importante de la población de hoy en día. Actualmente se sigue investigando para llegar a encontrar algún tipo de cura que pueda llegar a tratar completamente dicho problema. Es importante recordar que a pesar de ser una enfermedad que afecta a todo el sistema neurológico, también puede llegar a terminar afectando a la mente de la persona que la padece.

Es bastante normal y totalmente demostrado, que el enfermo puede padecer episodios de tipo depresivos tras observar como va perdiendo sus facultades de una manera progresiva sin que pueda llegar a hacer nada. Es por ello que a pesar de ser lamentablemente una enfermedad incurable, es aconsejable el tratar el aspecto psicológico del paciente con el fin de evitar un agravamiento de los síntomas de la propia esclerosis. Este tratamiento puede ser de gran ayuda ya que puede provocar cierta mejora en el enfermo.

Espero haberte servido de gran ayuda y a partir de ahora sepas con una mayor claridad las clases de esclerosis múltiple que existen y puedas diferenciarlas sin problemas.