Trastornos depresivos
Los trastornos depresivos son más frecuentes de lo que mucha gente piensa. Aproximadamente entre el 6 y el 10% de la población sufrirá algún episodio depresivo en algún año determinado de sus vidas. Normalmente son las mujeres las que se ven más afectadas por estos trastornos que hombres. Algunos estudios han llegado a calcular que una de cada cinco mujeres (es decir, el 20%) experimentan un episodio depresivo a lo largo de sus vidas.

Todas las razas y clases socio-económicas se ven afectadas por igual. La edad en la que con más normalidad se diagnostica un primer trastorno depresivo es a partir de los 40, mientras que otros problemas, como por ejemplo los trastornos de bipolaridad se suelen dar con mayor frecuencia a los 30. El 50% de los pacientes estudiados, comienzan a tener pequeñas depresiones entre los 20 y los 50 años. No debemos olvidarnos que las depresiones pueden comenzar durante la niñez o incluso en edades muy avanzadas.

La depresión durante la niñez es menos común y tiende a presentarse de manera diferente que en otros grupos de edad: apatía durante la infancia y problemas de conducta durante la adolescencia. Los trastornos depresivos son más normales en las personas que están socialmente aisladas y no tienen relaciones interpersonales íntimas.

Las personas no pueden alterar su propia vulnerabilidad genética o una vivencia muy triste pero, sí se puede intentar disminuir algunos factores como por ejemplo el estrés. Un estilo de vida equilibrada con una interacción social y un apoyo adecuado, pueden ayudar a prevenir los episodios depresivos.