Un buen desayuno
El desayuno, es la comida más importante del día. Sin embargo, tratar de “encajar” el perfecto desayuno en nuestro ajetreado estilo de vida puede significar para muchos un verdadero problema. El desayuno es muy importante para mantenernos y comenzar el día con energía. Si durante toda la mañana ya no vas a tener más posibilidades de comer nada, debes plantearte tu desayuno.

La razón principal por la que es tan importante, es porque permite a tu cuerpo despertarse para el resto del día. Piensa que tu cuerpo lleva unas ocho horas sin hacer ningún tipo de ingesta, ya que estabas durmiendo. Otra razón por la que es tan importante, es porque ayuda a aumentar la energía. Cuando das de comer a tu cuerpo, este comienza a producir más energía.

Si decides no desayunar, moverás al cuerpo más lentamente, ya que este intentará utilizar las reservas almacenadas que puede que ya estén terminadas. Con el fin de asegurarte de que estás recibiendo la cantidad correcta de energía y nutrientes, debes equilibrar los alimentos que comas por la mañana. Una dieta saludable, que se base en la ingesta de frutas y verduras, así como en cereales, ayudará a tu cuerpo a reforzarse para el resto de la mañana.

Los productos lácteos y las proteínas también pueden ayudar a aumentar tus niveles de energía. Esto no significa que tengas que estar comiendo toda la mañana, sino que debes encontrar los alimentos que te asienten el estómago y faciliten el comienzo de la nutrición diaria.