El uso de lavanda para dormir bien
Si tienes serios problemas a la hora de conciliar el sueño es importante conocer la causa de dicho problema, ya que está demostrado desde el punto científico que termina afectando negativamente a la salud. Es importante dormir las horas necesarias para poder rendir al día siguiente con la energía suficiente. Existen una serie de productos naturales que pueden ayudarte a solucionar tal problema como es el caso de la lavanda.

Acto seguido voy a darte unos consejos para que puedas usar correctamente dicha planta y poder dormir mucho mejor.

Propiedades de la lavanda para dormir bien

Una de las mejores plantas medicinales que existen para ayudar a conciliar el sueño es la lavanda. Dicha planta está compuesta de numerosos activos como el cariofileno, el limoneno, el geraniole o el eugenol que ayudan a que el cuerpo se relaje totalmente e induciendo a la persona a dormirse completamente. Es por ello que la gran mayoría de expertos en el tema recomiendan el uso de una planta como la lavanda a la hora de conseguir conciliar el sueño. El agradable olor que desprende la lavanda también ayuda a que el organismo se relaje y la frecuencia cardíaca disminuya con el fin de que la persona en cuestión duerma correctamente. Al ayudar a relajar tanto la mente como el cuerpo, la lavanda está indicada como un excelente remedio natural para rebajar los niveles de estrés y de ansiedad a los que puede estar sometido la persona.

Infusión de lavanda

Esta excelente infusión debes elaborarla con flores secas de lavanda. Para ello debes añadir una cucharada de tales flores a un taza de agua hirviendo y deja que infusione durante unos 10 minutos. No dudes en tomarte dicha infusión justo antes de irte a dormir y notarás como en unos minutos consigues conciliar el sueño perfectamente. En el caso de que encuentres altamente estresado o con un nivel de ansiedad bastante importante puedes tomarte dicha infusión para lograr relajarte y tranquilizarte.

El uso de lavanda para dormir bien

Aceite de lavanda

El aceite de lavanda se suele usar con el fin de reducir de rebajar los altos niveles de estrés, de ansiedad y relajar al organismo, por lo que se trata de un excelente remedio natural para poder conciliar el sueño y tratar los problemas de sueño. Para ello puedes poner varias gotas de aceite de lavanda en la almohada y de esta forma dejarte embriagar por la maravillosa fragancia hasta quedarte totalmente dormido. Otra forma de usar el aceite de lavanda consiste en darse un baño caliente añadiendo varias gotas del mismo al agua. El baño te ayudará a relajarte completamente y poder dormir las horas que necesites. El aceite de lavanda puedes comprarlo en cualquier tienda especializada o hacerlo tú misma en casa de una forma bastante rápida y sencilla.

Otros consejos con lavanda

Coge varias flores secas de lavanda y pon las mismas en un jarrón en la mesita de noche. El olor de las mismas te ayudarán a conciliar el sueño mucho mejor. Otro consejo igual de eficaz que los anteriores consiste en poner varios saquitos de lavanda debajo de la almohada. Como puedes ver son muchas las formas de usar la lavanda y que te ayudarán a dormir mucho mejor. Se tratan de remedios caseros y naturales que te resultarán realmente eficaces a la hora de combatir el insomnio. Olvida los fármacos y otros medicamentos y opta por productos naturales que no resultan dañinos para la salud como es el caso de la lavanda. En pocos días notarás como empiezas a dormir perfectamente y puedes dormir las horas necesarias para poder sentirte con energía al día siguiente.