Ver un partido de fútbol sin perder salud
El deporte es sinónimo de sentimientos y emociones, especialmente cuando eres un fanático del fútbol, esta actitud puede llevarnos a descubrir las desventajas que los excesos de la pasión le implican a su salud. Toma nota de estos consejos y elige vivir tu pasión de manera saludable.

Controla tu ritmo cardíaco, especialmente si se eleva. La emoción al inicio del segundo tiempo es donde se refleja un ritmo cardíaco superior debido a que el final del partido ya está cerca y la incertidumbre del resultado hace subir la tensión, a la vez que los nervios. Es importante estar atento para poder tomar las precauciones necesarias; es importante que te tranquilices en las jugadas de peligro o en las decisiones arbitrales, por otro lado, la contención resulta fundamental.

No hagas excesos. El ambiente que se vive en los estadios de fútbol o en los momentos previos al partido, compartir un universo exclusivo de pasión, pueden propiciar el consumo de alcohol e incluso de otras drogas. Recuerda que en los festejos, tu salud y tu vida también son importantes.

La violencia no forma parte del juego. Las pasiones que despierta el fútbol pueden sacar lo peor de ti. Por ello, no debes irritarte ni caer en provocaciones de los hinchas del equipo rival. Evita el estrés que ocasiona poder perder un partido Toma mucho líquido y evita bebidas con gas.

Disminuye los niveles de ansiedad. La ansiedad en un aficionado o seguidor de fútbol tiene diversas formas de manifestarse. Pueden percibirse problemas cognitivos como pensamientos negativos, fluctuaciones del ánimo y dificultades para una correcta toma de decisiones; problemas fisiológicos, como dolores estomacales, dificultad en el sueño, aumento de la sudoración

Cualquier fanatismo puede ser peligroso. El fútbol no deja de ser un espectáculo de entretenimiento, en el que 22 jugadores corren detrás de una pelota siguiendo una estrategia marcada por el entrenador. Muchos fanáticos llevan a cabo los rituales casi esotéricos antes o durante un partido crucial para su equipo. Este fanatismo por el fútbol también puede ser perjudicial para tu salud. No permita que tu estado de ánimo se vea afectado según sea el resultado del encuentro.