Si está pasando por un momento de estrés, seguramente te vendrá bien liberar un poco de energía, con el yoga conseguirás hallar tranquilidad y dejar de lado la ansiedad. Esta serie de técnicas de yoga te servirán para mantener la calma en los momentos que más lo necesites. Pruébalo y disfruta el bienestar. Con el yoga es posible.

Yoga para combatir el estrés
Para empezar, coloca tus piernas separadas y los brazos bien abiertos, de tal forma que las manos queden encima de los tobillos y la columna esté erguida.

Yoga para combatir el estrés
Primero gira la pierna derecha hacia la derecha desde la cadera, de forma que el pie rote y todo el cuerpo se encuentre alineado. Para ello, mantén las piernas firmes y al tomar aire flexiona el torso en dirección al pie derecho.

Yoga para combatir el estrés
A continuación, intenta mantener los omoplatos alineados con la espalda, la cabeza echada un poco hacia atrás buscando abrir el corazón, los brazos extendidos con el izquierdo hacia arriba y el derecho hacia abajo: permanece así durante varias respiraciones hasta que notes serenidad (esto se llama trikonasana).

Yoga para combatir el estrés
Dirige tu mano izquierda a la cintura, flexiona la pierna derecha, mira al suelo y extiende el brazo derecho en diagonal con respecto al pie derecho, hasta que entre ambos te proporcionen una base sólida para mantenerte.

Yoga para combatir el estrés
Inhala aire profundamente y transfiere el peso del cuerpo hacia la pierna y brazo derecho. Luego, levanta la pierna izquierda lo máximo que puedas y el brazo izquierdo hacia arriba. En esa postura busca el equilibrio y sigue abriendo el cuerpo para que todo se encuentre en un solo plano y permanece inmóvil durante seis respiraciones pausadas.

Yoga para combatir el estrés
Ya puedes exhalar y comienza a bajar la pierna izquierda, vuelve a la primera posición y sube por completo: repite los pasos anteriores por el lado izquierdo. Durante todo el ejercicio es recomendable que mantengas la vista fija en un lugar, recuerda no cerrar nunca los hombros: busca siempre que tu corazón se pueda llenar.