Beneficios de los polifenoles para la salud
El estrés, la mala alimentación, la contaminación… todo ello contribuye a la aparición de radicales libres que son los responsables tanto del envejecimiento celular como de la aparición de determinadas enfermedades. Para combatirlos, nuestro organismo segrega sustancias antioxidantes, cuya misión es neutralizarlos y así preservar nuestro organismo de la acción de estos radicales libres.

Sin embargo, nuestro modo de vida hace que la cantidad de radicales libres en nuestro organismo sea cada vez mayor, por lo que necesitamos sustancias que nos ayuden a contrarrestarlos. Una de estas son los polifenoles, que se encuentran en frutas, verduras y derivados de las mismas.

Cuando ingerimos estos alimentos, nuestro organismo los procesa y los polifenoles aumentan la capacidad de combatir los radiales libres de nuestro cuerpo. Además, los polifenoles tienen la capacidad de absorber los metales pesados que circulan por nuestro organismo, y así neutralizarlos, impidiendo que nuestro cuerpo se vea afectado por ellos.

Además de su gran poder antioxidante, los polifenoles tienen propiedades antiinflamatorias al tiempo que protegen nuestro sistema cardiovascular fortaleciendo los capilares pequeños. Son sustancias que se han demostrado efectivas a la hora de prevenir ciertos tipos de cáncer y también protegen nuestro hígado de las toxinas.

Los alimentos más ricos en polifenoles son:

– Las uvas negras y el vino tinto.

– Frutas rojas como fresas y frambuesas

– Verduras como la remolacha o la berenjena y en general todos lo vegetales que sean de color rojizo o morado.

– Legumbres como las lentejas y los guisantes.

Según la fruta o verdura que tomemos estaremos potenciando una función u otra de los polifenoles. Si tomamos vino tinto, combatiremos los radicales libres responsables del aumento del colesterol malo, mientras que si tomamos frutas eliminaremos aquellos que causan el envejecimiento celular.