Cápsulas de café de aluminio cancerígenas
La alarma se ha encendido para todos aquellos fanáticos del café que desde hace unos años lo disfrutan en las modernas máquinas que firmas como Nespresso comercializan. Precisamente esta firma italiana está en el ojo del huracán después de que se haya extendido un rumor sobre las famosas cápsulas de café de aluminio que se colocan en sus máquinas para poder disfrutar de esta bebida tan apreciada.

El aluminio que compone esas cápsulas se somete a una altísima presión de hasta 50 bares que hace que el café llegue filtrado al vaso con residuos de este material. Eso, no hace falta saber mucho para decirlo, es contaminante, es perjudicial para nuestra salud. Las autoridades sanitarias se están dando cuenta de que es cancerígeno y en estos momentos están estudiando su prohibición.

En países como Alemania ya se ha paralizado su comercialización y se prevé que pase lo mismo en todo el mundo. Además de ser perjudiciales para nuestra salud, las cápsulas de aluminio plantean serios problemas de reciclaje.

Cápsulas de café de aluminio cancerígenas
Las que parece que son más recomendables son las de Marcilla para máquinas como la famosa Philips de Senso. No estoy haciendo publicidad de ninguna marca, más que nada porque ni me va ni me viene, simplemente comento que en ese caso las cápsulas son distintas. Podemos decir que son cápsulas ecológicas, cápsulas de papel que no son perjudiciales para nuestra salud y que se pueden reciclar de forma orgánica.

Veremos qué es lo que sucede en los próximos días, pero lo que está claro es que hay que tomar medidas. Yo por lo menos ya las he tomado, nada de cápsulas de aluminio por si las moscas.

Como aclaración para que no cunda el pánico también me gustaría decir que esas cápsulas son cancerígenas si se toma café a largo plazo, que nadie se asuste por llevar un par de años con las cápsulas de Nespresso.