Captrofilia, la obsesión de mirarse al espejo