Causas y soluciones contra la halitosis
El olor es uno de los elementos más fundamentales para dar una buena impresión así como para sentirnos bien con nosotros mismos y con la imagen que damos de cara al exterior.

Precisamente por eso, tener un problema de halitosis se convierte en un auténtico quebradero de cabeza para más del 25% de la población que sufre este problema.

La halitosis presenta un síntoma o una consecuencia fundamental en cualquiera de los afectados: el mal aliento en la boca. A pesar de que esto es común en la mayoría de personas nada más levantarnos, algunos casos afectan de mayor gravedad convirtiéndose en una cuestión crónica.

Aunque generalmente afecta a personas por encima de los 50 años de edad, la halitosis es capaz de afectar a cualquiera: las causas son múltiples, desde la falta de higiene bucal hasta enfermedades como problemas bucales, cáncer de pulmón o gastritis crónica, por ejemplo.

¿Qué produce el olor? Generalmente la descomposición de bacterias de los alimentos que quedan en los dientes, de la saliva, de las células de la mucosa oral o de la sangre que producen sustancias volátiles como ácidos grasos que supondrán olores desagradables en nuestra boca.

Por suerte, existe una larga lista de cosas que puedes hacer para prevenir y mejorar el problema:

– Mantener una buena higiene bucodental: lava los dientes tras cada comida, un mínimo tres veces al día y pasa el hilo dental también a diario (antes del cepillado). Recuerda que además de los dientes también deberás limpiar el dorso de la lengua.

– Utiliza colutorios bucales tras el cepillado con agentes antisépticos.

– Realiza limpiezas dentales profesionales al menos una vez al año para eliminar la suciedad y el exceso de sarro que se acumula entre los dientes. Aprovecha entonces para hacer una revisión y arreglar los posibles problemas que hayan aparecido desde la última.

– Evitar tabaco, alcohol, café y cualquier alimento de intenso sabor u olor como el ajo, por ejemplo, e intenta beber entre uno y dos litros de agua al día para favorecer la producción de saliva.

– Toma chicles sin azúcar (preferentemente con xilitol) entre comidas para reducir el efecto de la halitosis.

– Utiliza espráis mentolados contra el mal aliento.

– Prueba con algunos remedios caseros con ingredientes naturales para la halitosis.

Si tu problema es de mayor gravedad no dudes en acudir a un especialista que te proponga un tratamiento más intenso y efectivo.