Consejos para reducir el consumo de grasas saturadas
Con las fiestas navideñas, la mayoría solemos pasarnos un poquito en cuanto a la comida se refiere. Y es que es difícil resistirse a los polvorones, los turrones y los apetecibles platos que se preparan para estas fechas. Sin embargo, estemos en la fecha que estemos, es importante que tomemos siempre una serie de precauciones.

Por ejemplo, es esencial que sepas que las grasas saturadas son las que peor sientan al cuerpo. Por un lado, tienen un efecto nocivo y, por otro, al organismo le cuesta más deshacerse de ellas. Por ello, hoy en Salud Pasión vamos a darte algunos consejos para que reduzcas el consumo de este tipo de grasas.

Peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares

Este tipo de grasas aumentan los niveles de colesterol malo y disminuyen los niveles de colesterol bueno. De hecho, algunos estudios indican que la reducción del 1% de la ingesta de grasas disminuye un 3% el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Consejos para reducir el consumo de grasas saturadas

Los mejores consejos

En primer lugar, te recomendamos que del total de productos que consumes, la mitad sean de origen vegetal. Además, se debe controlar el tamaño de las raciones e ingerir algún alimento a media mañana y para merendar.

Por otro lado, es importante eliminar la grasa visible de carnes y aves antes de cocinar y escoger carnes magras antes que grasas y procesadas. De la misma forma, te recomendamos que desgrases los caldos de ave, carne y huesos en frío. Por supuesto, deberás limitar el consumo de fiambres y embutidos grasos, foie y patés, y no abusar de la nata, mantequilla, tocino, sebos, etc.

Consejos para reducir el consumo de grasas saturadas
Además, es importante que comas al menos cuatro veces por semana pescado, aunque deberás limitar el consumo de huevos a tres veces por semana. Por último, intenta consumir con moderación aquellos alimentos elaborados con aceite de coco y de palma.