Consejos para no tener mal aliento
Nadie quiere hablar de cerca con una persona a la que le huele mal el aliento, simplemente es algo desagradable. Si eres una persona que tiene mal aliento y necesitas un poco de ayuda para superar eso, no te preocupes porque hoy quiero hablarte sobre algunas medidas que puedes hacer para asegurarte que tu aliento siempre está fresco. Pero claro, si ninguno de estos pasos funciona contigo, entonces te aconsejo que vayas a tu médico para descartar cualquier problema de salud que esté causando ese mal aliento.

Cepilla tus dientes

Hay quienes te dirán que te cepilles los dientes tres veces al día, que aunque esto está bien lo que realmente importa es que te cepilles los dientes durante dos minutos y pueden ser dos veces al día. Una forma de mantener el aliento fresco es practicar con una buena higiene.

Esto significa que te tendrás que cepillar los dientes con regularidad. Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes durante dos minutos por la mañana y otros dos minutos por la tarde/noche. Tendrás que centrarte en los dientes superiores durante un minuto y después otro minuto en la parte inferior. Usa pasta de diente que contenga ingredientes antibacterianos, ya que hará un mejor trabajo en matar bacterias y además te dejará el aliento más fresco.

Añadir enjuague bucal

Cuando te laves los dientes tendrás que añadir enjuague bucal a tu rutina diaria, si es antibacteriano, mucho mejor. El enjuague bucal además de completar un buen cepillado, te ayudará a tener un aliento mucho más fresco.

Consejos para no tener mal aliento

Acude al dentista

Si quieres tener un cuidado apropiado de tus dientes y de la salud de tu baca tendrás que ir a la consulta de tu dentista por lo menos una vez cada seis meses o una vez al año para una limpieza bucal. Las enfermedades de las encías pueden causar problemas de salud más serios y también mal aliento.

Usa el hilo dental

El hilo dental deberás usarlo todos los días, al menos una vez. Te ayudará a que te deshagas de los restos de comida que hayan podido quedar entre los dientes. Si renuncias al hilo dental puede poner en peligro tu salud dental, pero también dejarte con mal aliento. El hilo dental tendrá que ser parte de tu rutina de cepillado diario.

Deja de fumar y beber bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas te ayudarán a tener más bacterias malolientes en tu boca por lo que si tienes sed, te aconsejo que bebas agua. Además, el tabaco y otras sustancias que componen los humos además de ser potencialmente mortales causarán mal aliento. El tabaco seca la boca y las bacterias se acumulan haciendo que te huela mal el aliento.