¿Cuántas bacterias hay en los billetes usados?