Cuidado con “desintoxicar” el cuerpo