Descubre los beneficios de respirar por la nariz
Aunque la respiración es algo natural en el ser humano, muchos no aprovechamos todos los beneficios que nos proporciona respirar de forma adecuada, y uno de los factores que más influyen en esto es el hecho de respirar por la boca sin apenas darnos cuenta, sobre todo en el momento en el que realizamos un pequeño esfuerzo físico. Pero si hacemos esto vamos a perder todos los beneficios que tiene respirar de forma natural, es decir, por la nariz.

Cuando respiramos por la nariz, al contrario de lo que ocurre cuando lo hacemos por la boca, el aire entra hasta la parte inferior de nuestros pulmones, llenándolos por completo. Cuando lo hacemos por la boca, sin embargo, el aire se queda en la mitad superior. Esto se debe al a especial forma del interior de nuestras fosas nasales, que está hecha para impulsar el aire hasta la parte más profunda del pulmón. Con ello, además de oxigenar nuestro organismo, nos beneficiamos de la relajación que la respiración profunda proporciona a nuestro cuerpo.

Además, en el interior de la nariz existen pelillos cuya misión es retener las partículas de polvo y otras sustancias que pueden ser nocivas para nuestros pulmones. Pero la función de las fosas nasales no acaba ahí, sino que además en ella se encuentran anticuerpos que nos van a ayudar a eliminar gran cantidad gérmenes y otros microorganismos, con lo cual vamos a estar más protegidos contra las infecciones.

Respirar por la nariz también es esencial para el descanso nocturno, ya que permite una completa oxigenación del organismo, al tiempo que nos permite dormir durante toda la noche sin interrupciones. La apnea del sueño se suele producir cuando, dormidos, debido a la relajación del paladar, respiramos por la boca en lugar de la nariz, lo que hace que a la mañana nos levantemos somnolientos y cansados, descanso que está asegurado si respiramos por la nariz.