Dormir poco afecta nuestra memoria