Efectos de la cirugía en los dedos en martillo
El dedo en martillo es una condición debe su nombre a una deformidad del dedo del pie que le da la apariencia de un martillo. Básicamente, el dedo del pie se “riza”, a causa de una curva que se produce en la articulación media del dedo. Por lo general, ciertos cambios en el calzado son lo suficientemente buenos como para aliviar los síntomas dolorosos del dedo afectado. Sin embargo, si esto no ayuda, entonces puede ser necesaria una operación.

Una vez operado el dedo, se suelen producir algunos efectos secundarios como por ejemplo el dolor y la inflamación del sitio operado. Otra complicación puede ser el nuevo crecimiento de un espolón óseo, si esta es la razón por la que se produjo la anterior deformidad. Si el dolor vuelve rápidamente al pie o se nota en otras zonas, entonces podría ser posible que la cirugía haya causado algún daño a los nervios en el pie.

Otras complicaciones de la cirugía del dedo en martillo pueden ser el entumecimiento, disminución de movimientos, la infección, y un dolor de larga duración. La causa más común, por la que se produce este problema del dedo en martillo es la utilización de un calzado inadecuado. Un zapato demasiado apretado en la punta y un exceso de tacones altos son causas por las que se pueden producir diferentes problemas en los pies incluido este dedo en martillo.

Los zapatos demasiado pequeños hacen que los dedos se muevan en un espacio que es demasiado pequeño por lo que se intentan colocar hacia detrás para tener más espacio. Esto provoca que algunos dedos se queden en una posición doblada demasiado tiempo