Efectos de la creatina en deportistas
La creatina es un suplemento capaz de incrementar las reservas de fosfocreatina (PC) musculares. Eso teóricamente sirve para aumentar la capacidad de realizar ejercicios de alta intensidad y poder recuperar en periodos de tiempo muy cortos y con ejercicios de potencia. Con ello logramos que los entrenamientos sean de más calidad y podemos rendir a más nivel. Sin embargo, el efecto varía en función de cada deportista.

Los depósitos de PC sufren una variación positiva de entre el 10 y el 40%, lo cual se traduce en los siguientes efectos:

– Favorece la hipertrofia porque se puede aumentar tanto el volumen como la intensidad del ejercicio. Sirve como estímulo anabólico en el metabolismo.

– Se recupera mucho más rápido entre series. Al empezar una nueva serie nos encontraremos totalmente frescos.

– Se puede incrementar el tiempo de duración de un ejercicio a intensidad máxima, lo que sirve para que el músculo trabaje mucho más.

– Cuando se genera fatiga actúa para frenar la acidez muscular, lo cual se traduce en una mayor tolerancia al ácido láctico sin que el cansancio haga mella.

¿Para qué tipo de deportes es más recomendable la creatina?

Sin duda alguna para los que requieren periodos de fuerza cortos pero intensos. Buenos ejemplos de ello son el levantamiento de pesas o los 100 metros lisos. Además, en deportes interválicos como el fútbol o el baloncesto también puede ser muy útil.