El ajo, la cebolla y las legumbres son antigripales naturales