El estrés aumenta el colesterol