Empieza la ‘operación biquini’