En España se producen 100.000 casos de ictus al año