Evitar los granitos del sol