Hábitos saludables para evitar el 40% de los cánceres malignos