La marcha, un deporte para todos