Las amígdalas y las adenoides