Los efectos nocivos de la sal en nuestra salud
Muchos expertos insisten en que la parte más importante de la información nutricional no se debe basar solo en el número de calorías, sino más bien en el contenido de sodio. La sal ha estado durante mucho tiempo vinculada a un mayor riesgo de padecer ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, y a una presión arterial alta. Un nuevo estudio ha encontrado que comer una comida salada reduce el flujo sanguíneo en las arterias principales en tan sólo 30 minutos.

Los investigadores contaron con un total de 16 adultos sanos que fueron alimentados con una salada sopa de tomate (contenía 4 gramos de sal). Posteriormente se les fue dando una sopa más baja en sal (con sólo 0,3 gramos). Antes y después de cada ronda, los expertos utilizaron una máquina de ultrasonido para medir la suavidad con la que la sangre fluía en el vaso sanguíneo braquial, arteria principal situada en la parte superior del brazo.

Después de comer, las arterias de los sujetos se ampliaron sólo la mitad de lo que en comparación se ampliaron con una comida baja en sal. Aunque los expertos han insistido en los efectos adversos sobre los vasos sanguíneos, lo que les sorprendió más fue que estos efectos se observaron en tan solo 30 minutos de consumir la comida.

También se dieron cuenta de que la comida salada produce efectos similares en los vasos sanguíneos después del consumo de una comida rica en grasas saturadas. Estos efectos se disiparon en un plazo de un par de horas pero, quedan restos en los vasos sanguíneos que con el paso del tiempo favorecen que el colesterol se pegue a las paredes.