Los mejores alimentos para bajar el ácido úrico
Aunque no se le de mucha importancia en la mayoría de los casos, tener alto el ácido úrico puede provocar graves problemas de salud relacionados con las articulaciones y con la formación de piedras en los riñones. La alimentación como suele pasar la mayoría de veces suele tener un papel bastante importante en lo relativo a la salud, por lo que resulta esencial a la hora de mantener unos buenos niveles de ácido úrico en el organismo.

En el caso de que tengas dicho ácido úrico por encima de los niveles normales no te preocupes porque a continuación voy a detallarte cuáles son los mejores alimentos para bajar y reducir el ácido úrico de la sangre y poder llevar una vida lo más saludable posible.

Alimentos que no debes comer en el caso de tener el ácido úrico alto

Si últimamente te has hecho unos análisis y tienes el ácido úrico más alto de lo normal, es importante cuidar tu dieta y consumir una serie de alimentos que te ayuden a bajar dichos niveles de ácido. De igual manera debes evitar consumir ciertos productos que pueden perjudicarte desde el punto de vista de la salud.

– Las carnes rojas
– Los pescados azules
– La bollería industrial
– Las bebidas alcohólicas
– El marisco
– Los embutidos

Alcachofas
Uno de los mejores alimentos a la hora de ayudarte a recudir los altos niveles de ácido úrico son las alcachofas. Se trata de un alimento realmente diurético y depurativo que te ayudará a a eliminar dicho ácido a través de la orina. La mejor forma de aprovechar todas sus propiedades consiste en hervirlas y además de comerlas, beber el caldo resultante del proceso de hervido.

Cebollas
Al igual que ocurre con las alcachofas, las cebollas no pueden faltar en tu dieta diaria ya que ayudan a depurar el organismo y a reducir el ácido úrico. Como en el caso de las alcaschofas, es aconsejable beber el caldo que resulte de hervir las cebollas y aprovechas todas las propiedades y beneficios de este maravilloso alimento.

Frutas
Hay una serie de frutas que son perfectas a la hora de reducir el ácido úrico del organismo. Entre ellas destacan las manzanas, las fresas, los cítricos o los frutos rojos. Debes hervir dichas frutas en un litro de agua y filtrar el jugo de las mismas. Puedes beber un par de vasos al día y verás como poco a poco los niveles de ácido úrico van bajando.

Los mejores alimentos para bajar el ácido úrico

Verduras y cereales
Las personas que tienen problemas de ácido úrico deben seguir un tipo de dieta rica en verduras y cereales. Se trata de alimentos que gracias a sus propiedades son ideales para reducir los niveles de dicho ácido y evitar de esta forma graves problemas de salud.

Agua
Los expertos en el tema recomiendan beber mucha agua en el caso de tener el ácido úrico bastante alto. La ingesta de líquido ayuda a depurar todo el organismo y a eliminar una gran cantidad de toxinas a través de la orina. Lo aconsejable es beber unos dos litros de agua al día aunque también puedes beber otro tipo de líquidos depurativos como las infusiones o zumos naturales.

De todas formas antes de iniciar una determinada dieta es aconsejable el acudir a un médico para que observe los niveles de ácido úrico en la sangre y te recomiende el tipo de alimentación que debes seguir para reducir dichos niveles. Lo importante ante todo es reducir dicho ácido y evitar problemas en las articulaciones del cuerpo. Una vida saludable con buenos hábitos te ayudará a estar perfectamente y tener el ácido úrico dentro de unos niveles normales.

Los mejores alimentos para bajar el ácido úrico
El ácido úrico es una sustancia que nuestro organismo produce tras metabolizar las purinas, unas sustancias que se contienen en alimentos como la carne roja o el marisco. Si el nivel de ácido úrico en nuestra sangre es demasiado alto, podemos sufrir enfermedades como la gota, producidas por la acumulación de ácido úrico principalmente en la articulación del dedo gordo del pie.

Los niveles altos de ácido úrico en el cuerpo se conocen como “hiperuricemia” y también puede empeorar enfermedades como la diabetes, la leucemia y la hipertensión. La hiperuricemia es generalmente causada debido a la ingesta regular de alimentos ricos en purinas y condiciones como el hipoparatiroidismo, la intoxicación por plomo, insuficiencia renal y los efectos secundarios de la quimioterapia.

La dieta juega un papel muy importante en el mantenimiento del nivel de ácido úrico en el organismo. Los altos niveles de ácido úrico en el cuerpo pueden ser reducidos por el consumo de ciertos alimentos. Una dieta ideal para la reducción de ácido úrico debe incluir hidratos de carbono, un consumo moderado de proteínas y un consumo muy bajo de grasa. Una dieta pensada para la reducción de ácido debe incluir alimentos que son ricos en potasio.

Normalmente este aumento del ácido úrico viene dado por una ingesta excesiva de proteínas, aunque también puede deberse a otras enfermedades como leucemias, la psoriasis, enfermedades renales, anemia, entre otras, así como las dietas altas en proteínas.

El único modo de disminuir el ácido úrico es introduciendo cambios en la alimentación, evitando los alimentos ricos en purinas e incrementando los alimentos que nos van a ayudar a limpiar nuestro organismo.

Los alimentos que deberemos eliminar de la dieta son:

– Carnes rojas y caza.

– Vísceras de animales.

– Pescados como anchoas, sardinas y arenques, trucha y salmón y los mariscos.

– Productos derivados del cerdo.

– Vegetales como apio, espárragos, coliflor, espinacas y legumbres como los garbanzos, lentejas, guisantes, habas, etc., entre otros.

– Cereales integrales.

Es necesario, por tanto, que basemos nuestra dieta en alimentos que no tienen purinas, como son:

– Leche y sus derivados como queso, el yogur, flanes, etc.

– Huevos

– Verduras, evitando siempre las altas en purinas

– Patatas

– Cereales no integrales

– Pastas

– Azúcar y miel

– Frutas, especialmente, plátanos, uvas, uvas pasas, higos, naranjas, pomelos, mandarinas, limones , piñas, sandía y melón. EL zumo de limón nos será muy útil a la hora de eliminar el exceso de ácido úrico. Se debe beber el zumo de un limón por la mañana, pero para evitar daños en el estómago por el ácido es conveniente beberlo lentamente y un poco rebajado con agua.