Precauciones sexuales para evitar ETS
Las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) son más comunes de lo que muchas personas se imaginan, y la mayoría de las veces es por no prevenir lo suficiente. Las Enfermedades de Transmisión Sexual y también las infecciones del tracto urinario se pueden prevenir, pero tendrás que saber la manera adecuada para cuidar tu cuerpo.

Mientras que las infecciones urinarias pueden ser curadas con medicación, pueden ser dolorosas y extremadamente irritantes. Sin embargo, existen algunas ETS que no se pueden curar, por lo que las tendrás durante toda tu vida. Pero como no creo que quieras hacer que tu vida sea más difícil de lo que ya puede ser, a continuación te voy a explicar algunas precauciones que puedes tomar para evitar las ETS y las infecciones urinarias.

Orinar siempre después de tener sexo

En el caso de las mujeres, una infección del tracto urinario puede ser causada porque hay el tipo incorrecto de bacterias en la uretra. Si no orinas después de tener sexo, entonces es fácil para las bacterias entrar en las zonas equivocadas de tu cuerpo. Sin embargo, si orinas después del sexo estarás librándote de las bacterias dañinas y te estarás protegiendo de horribles infecciones de orina. Sólo tendrás que asegurarte también que te limpias de adelante hacia atrás, porque de forma contraria puede ser peligroso para tu salud.

Precauciones sexuales para evitar ETS

Protección durante el sexo

Nunca asumas que estás a salvo porque te estás tomando la pastilla anticonceptiva o si tu pareja la toma. Mientras que la píldora protege de embarazos no deseados, no hace nada que impida las ETS. Por eso siempre hay que usar protección adicional como preservativos.

Pregunta a tu pareja directamente

Cuando se trata de sexo no debes correr ningún riesgo, por eso, si tu pareja es o ha sido sexualmente activa en el pasado (o en la actualidad si es una relación liberal), es importante que se haga la prueba de Enfermedades de Transmisión Sexual. Tu pareja podría estar infectada y no saberlo siquiera ya que algunos síntomas son tan sutiles que no se notan ni se sienten a simple vista. Nunca estará de más que ambos os hagáis las pruebas de las ETS para estar tranquilos en vuestras relaciones íntimas.

No se tocan dos zonas a la vez

Aunque te parezca desagradable es información que todo el mundo debe conocer para no cometer errores porque más desagradable es sufrir una infección. Existen infecciones en el tracto urinario que son causadas por las bacterias que hay en el ano. Esto quiere decir que no debes dejar a tu pareja que vaya de un lugar de tu cuerpo a otro si lavarse antes o cambiar el preservativo (de ano a vagina o de ano a boca). Si queréis hacerlo tendréis que lavaros bien o podréis coger un herpes labial o una infección de orina.