mareos

Cómo tratar los mareos cervicales
Los mareos cervicales son un problema de salud que afecta a una parte importante de la sociedad, desde personas de avanzada a edad a gente joven. Dichos mareos se deben a cierta descolocación de algunas de las vertebras que sujetan a la cabeza. Los síntomas son muy variados y los más habituales consisten en naúseas, calambres, dolor de cabeza y fuertes mareos.

Las causas pueden ser muchas y dependiendo de las mismas, el tratamiento será uno u otro. Si padeces de dichos mareos, no pierdas detalle de cual es la mejor manera de tratarlos para que puedas estar de nuevo físicamente bien.
Seguir leyendo

Consejos para no marearse en coche
Estamos en verano y es tiempo de vacaciones y desplazamientos. ¿Estás planeando una escapa turística en coche, pero sueles marearte? En ese caso, no te pierdas las recomendaciones que te traemos hoy.

Muchas horas de carretera en al asiento y casi sin poder movernos, curvas y más curvas… No dejes que tu viaje de placer se convierta en una pesadilla, y toma nota de nuestros consejos de hoy, al alcance de cualquier viajero, tanto si te desplazas en coche como si lo haces en autobús.
Seguir leyendo

¿Qué es y cómo puedo evitar una pájara?
Las pájaras suelen estar relacionadas en el mundo del deporte con un agotamiento fuera de lo normal. En esos casos, casi siempre el deportista tiene que dejar de hacer la actividad que estaba desempeñando porque no es capaz prácticamente ni de moverse. Este tipo de desfallecimientos suelen ocurrir en deportes claramente aeróbicos como el ciclismo o la maratón.

Cuando sufrimos una pájara varias partes de nuestro cuerpo quedan casi como paralizadas. Sentimos un bajón inmenso, una falta de energía que nos impide recuperar el ritmo. La visión se puede nublar e incluso podemos tener alucinaciones porque nos falta glucógeno, algo que necesita nuestro cerebro para funcionar correctamente.

La circulación de la sangre y el corazón también sufren las consecuencias de una pájara. El corazón ya no bombeará tan bien porque la sangre fluirá de forma más lenta y deficiente y eso hará que nos cansemos antes. Además, el ácido láctico en los músculos hará que todo se agrave un poco más.
Seguir leyendo